HISTORIA

Villa Brisamar es una preciosa mansión Indiana o de estilo colonial, situada a orillas del Mar Mediterráneo, en la bonita playa de Coma-Ruga en la Costa Dorada en Tarragona.

Construida en 1956 a partir de los planos originales de una residencia de La Habana ocupa una parcela de 1000m2 en frente del mar, en el mismo paseo maritimo de Coma-Ruga.

La historia de Villa Brisamar está ligada profundamente a aquellos intrépidos aventureros que se conocian como "indianos". El nombre de indianos o americanos se ha utilizado popularmente en Cataluña para designar a aquellos que emigraron a América y que, transcurrido un cierto tiempo, volvieron ricos a su lugar de origen.

El perfil del "indiano" que volvía se caracterizaba por ser un rico ilustrado que encargaba la construcción de palacetes y villas señoriales con un  estilo antillano, propio de las antiguas colonias españolas: grandes, casi siempre de dos pisos, con balconadas que recorrían la fachada, muchos detalles de líneas neoclásicas, neogóticas y modernistas adaptadas a la arquitectura colonial y un gran patio ajardinado en la parte posterior, presidido por fachadas decoradas con arcos y bellas pinturas murales de paisajes de ultramar.